Sencillos pasos para crear un estilo otoñal en casa

Ya hemos cambiado de temperatura, y aunque no seamos conscientes las personas somo cíclicas del mismo modo que las estaciones del año. Nuestras necesidades y sensaciones por lo tanto cambian. Con el verano las ventanas permanecían abiertas y llenábamos de luz las estancias, para dar con colores azules y blancos un aspecto estival. Retornamos a la rutina, y con ella por lo tanto, los días son más cortos para abusar más del hogar, y pasar más rato en nuestro sofá, viendo pelis, charlando o simplemente descansando. Cambiamos el frescor por la calidez, y regresan los colores beigs, terrosos, naranjas y ocres.

Llegó el otoño.

Paredes y suelos

Las paredes se tornan más oscuras, pudiendo decorarlas con tapices de lana y tonos que van desde los mostazas hasta los marrones. Cuadros de paisajes otoñales y abstractos con texturas y trazos gruesos.  Alfombras de lana, o lonas con el grosor suficiente para recoger nuestros pies descalzos. Si las paredes eliges por una decoración oscura, atrévete con colores naranjas y amarillos para las paredes. Y si eliges alfombras o suelos oscuros, recuerda resaltar con colores tus paredes.

Sofá, silla y camas

Para darles un aspecto diferente y poder disfrutar del ambiente de este ciclo, podemos encontrar fundas para sillas o sofás artesanales y confeccionadas a medida, que nos darán el estilo deseado. Las sillas de nuestro salón o cocina también las podemos vestir de largo, aportando la seriedad que requiere, con la calidez que caracteriza estos días. Asientos bajitos, pufs o taburetes pueden tapizarse con telas más gruesas como lanas, terciopelos incluso algodones.

Las mantas son uno de los ingredientes más necesarios para llenar nuestra casa de otoño, y que no deben faltar a la hora de sentarnos, tumbarnos y taparnos en nuestra cama, sillón o sofás. Elegirlas para que después nos acaricien y arropen siempre es un placer, sobre todo recordando que en ella nos podremos refugiar y pasar momentos íntimos.


 

Otros motivos Otoñales

Son muchos los objetos que podemos añadir a cualquiera de nuestros rincones preferidos, desde jarrones de flores secas, cojines de girasoles, y/o centros naturales hechos con hojas cuyos colores nos hablan de este periodo del año, que nos sirve para reflexionar sobre el rumbo mismo o diferente que debemos emprender en un entorno acogedor y tranquilo, como el que nos brinda el otoño.

 

PUERTAS CASTALLA

DEJA UN COMENTARIO